agosto 2013

Máquinas de marcianitos

Computer Space: una recreativa de 1971 en el año 2022

Sucede en la película Soylent Green, un clásico de 1973 protagonizado por Charlton Heston y Edward G. Robinson que en el mercado latinoamericano se tituló Cuando el destino nos alcance. Pues bien, en un momento dado de la película, su protagonista femenina, Leigh Taylor-Young, se vicia echa una partidilla a una máquina de diseño futurista y pantalla […]

Editoriales

Otro blog de videojuegos… En serio, tío, ¿OTRO?

Seguramente lo primero que debiera aclarar es que VeoPíxeles.com no es “otro blog de videojuegos”, sino un weblog dedicado simple y llanamente a mis aficiones; nerdeces en su mayor parte, sí, pero la idea es que los temas, por friquis que sean, se vayan alternando con cierta agilidad. No voy a negar, sin embargo, que […]

Avances

Splinter Cell Blacklist | Primer contacto

Un adictivo retorno a los orígenes de la saga Debo confesaros que al principio no me gustó demasiado el planteamiento de este Splinter Cell Blacklist. Y sin embargo, tras unas cuantas horas de disfrute (sí, disfrute), el sabor que me ha dejado es el de un juego solvente al que tengo ganas de seguir jugando, […]

Máquinas de marcianitos

Polybius: ¿existió realmente, o es una de las mejores creepypastas del mundo de los videojuegos?

Durante unos meses de 1981, en los bares y salas recreativas de algunos barrios de Portland, Oregón, apareció una máquina llamada “Polybius”. Muy parecido al Tempest de Atari, Polybius habría sido fabricado por Sinneslöschen y programado por un tal Ed Rottberg. Rápidamente el juego se hizo tremendamente popular. Primero se formaron grandes corrillos entorno a las máquinas, luego […]

Imágenes

Imágenes de Polybius, versión SINNESLOSCHEN™

¿Pudo ser este el aspecto de Polybius? ¿Hubo experimento social, o solo un conjunto de reacciones epilépticas ante una versión beta de Tempest? En cualquier caso, estas imágenes de Polybius, según la versión PC imaginada por la web SINNESLOSCHEN™, son una buena aproximación a lo sugerido por esta leyenda urbana.